El ruido es el mensaje